Santiago. En días en que los fantasmas de crisis se siguen sintiendo con fuerza, diferentes bancos de inversión han realizafo su análisis sobre el futuro de la economía mundial y sobre todo latinoamericana.

Según detalla La Tercera, Morgan Stanley estima que el mundo se encuentra "peligrosamente cerca de una recesión". Y así a nivel mundial prevé que 2011 cerrará con 4,2% a 3,9 mientras que en 2012 apuesta a 4,5% a 3,8%.

Por su parte, JP Morgan apuesta a cifras más bajas. Estima que 2011 cerrará con un crecimiento de entre 3,9% a 3,5%. Ello en gran medida impulsado por los decepcionantes estado de las economías de Estados Unidos y Europa.


La corrección para 2012 sigue siendo a la baja con 1,6% a 0,9%.

El reporte de JP Morgan destaca que el crecimiento económico seguirá centrado en las economías asiáticas. Al buen desempeño esperado por parte de China, que se expandiría 9% y 8,8% en 2011 y 2012, se sumaría también una expansión de 3,4% de Japón, que este año tendría un avance de 0%.

En el caso de la región, las proyecciones son positivas 4,3% este año y 3,5% en 2012.

El mismo matutino chileno consultó a Barclays Capital que advierte sobre el "colapso en los precios de las acciones representa una severa reducción de la riqueza y un negativo shock sobre la confianza".

Sus proyecciones de crecimiento mundial son de 3,8% y 3,9% para este y el próximo año.

Para Latinoamérica, el informe proyecta expansiones de 4,7% en 2011 y 4% en 2012. Señala que un menor crecimiento global y menores precios de commodities podrían acelerar una moderación en el crecimiento de la región.

Mientras que Deutsche Bank ve un crecimiento del mundo de 3,9% para este año que subiría a un 4,2% en 2012.
Y en el caso de Latinoamérica, las proyecciones son de 4,6% y 4% para 2011 y 2012, con el riesgo a la baja centrado en México, dada su elevada exposición al intercambio comercial con EEUU.