Zurich/Londres. Los bancos más importantes del mundo habrían necesitado 374.000 millones de euros (US$488.000 millones) en capital extra si se hubieran aplicado normas más severas a fines del año pasado, dijeron el jueves reguladores que están implementando la nueva reglamentación.

La estimación, menor a una evaluación similar hecha seis meses antes, mostró que los bancos necesitan reforzar sustancialmente sus hojas de balance.

El Comité de Basilea, formado por reguladores globales, dijo el jueves que si las nuevas reglas -conocidas como Basilea III- hubieran entrado en vigencia a fines de diciembre, los bancos más grandes habrían necesitado 374.000 millones de euros para sostener un capital estructural del 7% de sus activos, el nivel puesto como meta para cuando se aplique la nueva normativa.

El comité estimó en abril que los principales bancos habrían necesitado 486.000 millones de euros si las normas hubieran empezado a regir a fines de junio del 2011.