Asunción. Los resultados de las pruebas de tensión aplicadas al sistema financiero a febrero de este año indican que hay condiciones de cumplir con la exigencia legal ante una situación de estrés.

Dichas pruebas demostraron que los bancos y financieras están bien capitalizados y podrán enfrentar holgadamente eventuales crisis internas y externas, según informe del BCP.

Los shocks simulados en las pruebas fueron una mayor depreciación del tipo de cambio frente al dólar, una disminución del margen de tasas de interés y aumentos en los niveles de morosidad, y se busca establecer la reacción del coeficiente de adecuación de capital (CAC) ante los escenarios descriptos.

Dicho estudio determinó que los bancos y financieras se encuentran con niveles de liquidez y solvencia apropiados para enfrentar los shocks simulados.

El coeficiente de adecuación de capital llega al 16,2%, y este nivel es superior al 12% exigido por el ente regulador.