Londres. Los bancos estaban al frente de las pérdidas de las bolsas europeas este lunes tras ceder parte de las amplias ganancias que anotaron la semana pasada.

Los bancos franceses estaban entre las mayores caídas, con pérdidas de 6,3% en Credit Agricole tras una subida de casi 30% la semana pasada. Tanto Societé Générale como BNP Paribas bajaban más de 6%.

La debilidad de los bancos galos repercutía negativamente en el CAC-40, mientras que el índice bancario de la zona euro cedía 4,3%.

Factores técnicos contribuían a la caída, mientras que la subida de los diferenciales de la deuda periférica también pesaba en el mercado.

Todavía existían dudas sobre el acuerdo de la Unión Europea sobre la deuda, como la forma en que se financiará.

Keith Wade, estratega de Schroeders, dijo que no estaba convencido de que los inversores fueran a comprar planes de seguros para apalancar el fondo de rescate europeo, el FEEF.

A pesar de la caída, Wade dijo que había margen para que surgieran noticias buenas de la reunión del G-20 de esta semana. Muchos esperan que China utilice sus amplias reservas para reforzar el mercado europeo.

A las 1250 GMT, el índice paneuropeo FTSEurofirst 300 bajaba 1,24% a 1.005 puntos, pero anotaba un alza de inicios de mes a la fecha de 8,9%, con lo que probablemente cerraría un mes en azul por primera vez desde abril.