La industria bancaria sigue dando golpes a la cátedra. Esta vez fue el Industrial and Commercial Bank of China (ICBC), considerado el banco más grande del mundo, que se instaló en España.

El banco abrirá una oficina de 1.100 metros cuadrados en el edificio del Paseo de Recoletos número 3, donde arrendará durante cinco años, con la posibilidad de seguir por tres años más, según consigna el El Mundo.

La institución financiera china, cuenta con 386.723 empleados, 16.232 puntos de venta en toda la nación asiática, 162 filiales en el extranjero y ofrece servicios a 3,61 millones de clientes corporativos y a 216 millones clientes privados en todo el mundo.

El director general de Savills, Rafael Merry del Val, ha expresado su satisfacción por el contrato sellado con el 'dragón chino'. "Estamos muy contentos de participar en la llegada a España de este gigante asiático que ostenta el estandarte de ser el banco de mayor capitalización mundial", ha afirmado según publica el medio español.