Pasar al contenido principal
Banqueros de Centroamérica reclaman contra tasa de seguridad
Jueves, Julio 21, 2011 - 05:56

La Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba) propuso oficialmente al gobierno eximir los depósitos de ahorro y a plazo fijo de la tarifa de 0,3% con que se gravarán las transacciones financieras.

El ahorro en Honduras es un tema sensible y la tasa de seguridad vendría a terminar con los proyectos de incentivos al ahorro que tiene el sistema bancario.

La Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba) propuso oficialmente al gobierno eximir los depósitos de ahorro y a plazo fijo de la tarifa de 0,3% con que se gravarán las transacciones financieras para continuar incentivando el ahorro nacional.

Además, aseguran que algunos bancos asociados podrían participar en la estructuración de un crédito que permita al gobierno central contar con los recursos por anticipado que esta tasa generará, para que así las gestiones de mejoría a la seguridad ciudadana se inicien en el corto plazo. Los banqueros recalcaron que la tasa de seguridad poblacional debe ser un aporte transitorio y no convertirse en un gasto permanente para los sectores que participan de la actividad económica.

La Ahiba reiteró que esperan que estos recursos manejados a través de un fideicomiso bancario permitan desarrollar una política de seguridad ciudadana que alcance las metas de convivencia pacífica que se busca en el país. Esta preocupación de la banca nacional sobre la puesta en marcha de la Ley de Seguridad Poblacional (decreto 105-2011) también se refleja en el sistema bancario regional.

Oposición regional. Este miércoles en el marco del diálogo sobre "Análisis de la situación del sistema bancario en Centroamérica", promovido por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), expertos coincidieron en que esta reforma tributaria no contribuirá al desarrollo económico nacional. Martha Soto, secretaría ejecutiva del Consejo Monetario Centroamericano (Secmca), comentó que "no se verá afectada la banca, sino los usuarios de los crédito, porque la banca lo que hará es pasar estos costos los usuarios de crédito; estamos de acuerdo con que la banca sea un instrumento de desarrollo y que contribuya con los países de la región". Agregó que "eso no estaría de acuerdo con que se grave la intermediación financiera, es un hecho complejo decir si se esta de acuerdo o no con los nuevos impuestos, pero es un tema complejo por el déficit que tiene el país".

Pablo Rodas, economista en jefe del BCIE, comentó que "el ámbito fiscal está complicado en la región; los gobiernos se ven presionados por el aumento de los tributos, el gasto público, pero hay una brecha fiscal considerable y los gobiernos están tratando de hacer el mejor esfuerzo para contrarrestar esa brecha".

Añadió que "estamos ante un contexto regional similar de dificultades de los gobiernos de encontrar vías de solución fiscal, lo que se está dando debería ser parte de un paquete más integral de reforma fiscal; el año pasado se tomaron medidas que no fueron suficientes, podemos decir que es necesario que se haga un planteamiento abierto con todos los sectores en tema de los tributos y el gasto público".

Para analistas económicos nacionales, la tasa de seguridad atenta contra la inversión, tanto nacional como extranjera; "estas medidas atentan contra la inversión, ya no es una negociación o una concertación, es un impuesto, y está condicionando la llegada de inversión en Honduras", dijo Cándido Amaya, asesor económico de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT).

Por su parte, Arturo Alvarado, exministro de Finanzas, comentó que "yo no le llamo tasa de seguridad sino que es un impuesto inconstitucional; la forma en que se ha diseñado creará distorsiones en el sistema financiero, afectará el ahorro e introduce un elemento de gastos que es difícil de cuantificar o definir porque una empresa tiene que hacer pagos a proveedores, pagos de salario, e inmediatamente el impuesto viene a cargarlos".

Puntualizó en que "un país debe tener una política fiscal estable y de amplio avance, incrementar el número de contribuyentes, y esto se logra con mejorar las operaciones de la Dirección Ejecutiva de Ingresos; todos debemos pagar nuestros impuestos y evitar sobrecargar a los mismos".

Autores

ElHeraldo.hn