Según informó este viernes el Banco Central de México, para el presente ejercicio se estima que la inflación anual del país descienda, sin embargo el balance de riesgos de la variable se ha deteriorado desde noviembre de 2010 y enfrentará diversos riesgos.

En la primera reunión del gobierno corporativo del Banxico, el ente emisor señaló que las principales preocupaciones para la inflación se centran en la elevación adicional de los precios internacionales de los granos y otras materias primas, principalmente, consigna Milenio.

Los miembros del instituto, analizan con optimismo el futuro y coincidieron en que el panorama para la actividad económica y la inflación de la nación azteca mejorará, y prevén que esta última continúe en su trayectoria descendente en 2011 y 2012.

El informe de Banxico, destacó que un miembro de la junta enfatizó que diversos bancos centrales en el mundo, decidieron incrementar sus tasas de interés de referencia, por lo que es necesario vigilar la situación, pues México podría resultar afectado por ese fenómenos, señala el mismo medio.