México DF. El Banco de México (Banxico) observó que existe un riesgo de un sobrecalentamiento de las economías emergentes, por lo que algunas de ellas han comenzado a retirar los estímulos monetarios implementados durante la crisis financiera internacional.

Las principales economías emergentes mantienen un ritmo de crecimiento vigoroso, pero existen preocupaciones de sobrecalentamiento e inflación, dijo la entidad, al dar a conocer su decisión de mantener la tasa de interés en 4,50%.

Según consigna Milenio, el organismo observó que esta situación ha generado que no exista sincronía entre los ciclos monetarios de los países emergentes y avanzados, donde el ritmo de recuperación ha sido lento y con bajas expectativas de inflación.

"Esto en un contexto en el que los estímulos fiscales empezarán a retirarse, lo que sugiere que la holgura en las condiciones monetarias en dichos países (avanzados) se prolongará un tiempo”, precisó.

En cambio, algunos bancos centrales de economías emergentes y avanzadas altamente productoras de materias primas comenzaron a retirar los estímulos.

En el caso mexicano, la entidad reconoció que existen elementos contrapuestos, porque la actividad industrial muestra dinamismo, a partir de los datos de producción y exportaciones manufactureras.

Sin embargo, el consumo y la inversión del sector privado continúan rezagados, aunque con cierta mejoría.

“La incertidumbre asociada con la crisis europea generó una mayor volatilidad en el mercado cambiario del país. Sin embargo, el tipo de cambio ha tendido a estabilizarse, mostrando incluso en las últimas fechas una apreciación”, precisó el organismo.