México. El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, reconoció que el crecimiento económico de México tuvo un ligero desaceleramiento en el tercer trimestre del año, pero dijo que el instituto central confía en que retomará su paso hacia adelante y subrayó que “hay fortaleza y empuje en la economía mexicana”.

“Por esta razón, el Banco de México decidió pronosticar un margen de crecimiento superior hacia el año entrante y todavía mayor hacia 2016, precisamente confiando en que las reformas estructurales se lleven a cabo”, enfatizó.

Carstens descartó una salida de capitales del país por el alza de tasas de interés en Estados Unidos o por los recientes acontecimientos político-sociales, y subrayó que “estamos bien, fuertes. Vamos por buen camino”.

Interrogado si los recientes brotes de violencia manifestados en algunas protestas por la inseguridad no ponen en tela de juicio las reformas estructurales, el funcionario respondió que “no, definitivamente yo confío en que todas las instituciones del país actúen en conjunción y nos den realmente todas las latitudes para llevar a cabo las reformas estructurales”.

Sobre el tema de las reuniones entre empresarios con el secretario de Gobernación para manifestarles su preocupación por la afectación de la inseguridad y violencia en los negocios, particularmente en el turismo, expresó que “sin duda es un tema que el Banco de México también lo ha apuntado, pero a pesar de ello hay fortaleza y hay empuje en muchos sectores de la economía mexicana y eso es lo que va a prevalecer”.

Lecciones de vida

Durante la ceremonia del otorgamiento del Grado de Doctor Honoris Causa de manera póstuma a Manuel Gómez Morín por parte de la Escuela Bancaria y Comercial y el Banco de México, Carstens resaltó las grandes cualidades del político mexicano, como forjador de instituciones, ya que contribuyó a la fundación del Partido Acción Nacional, del Banco de México y de la Escuela Bancaria y Comercial, la cual en sus orígenes se llamó Escuela Bancaria del Banco de México. Gómez Morín también fue rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Recojamos esa lección de vida que Gómez Morín y otros grandes forjadores de Instituciones que legaron el México Moderno. Las instituciones importan, apostemos siempre por las instituciones, cuidémoslas y sintámonos orgullosos de contribuir, cada cual desde el lugar que le corresponde, a engrandecer nuestras instituciones.. ”En el caso del Banco de México, este carácter institucional se funda en la generación de confianza de la que depende, justamente, la buena marcha y el sano desarrollo de todo el sistema bancario. Para un Banco Central el principal activo, imprescindible, es la confianza. Y un Banco Central sólo puede cumplir su misión –procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda que emite– si irradia confianza”, recalcó.

Reiteró que eso es una Institución, no un edificio material, por bello, sólido y entrañable que sea, “como es el caso de este hermoso edificio en el que estamos”, expuso en la sala bancaria de la institución.

Impulso a las instituciones

Las instituciones, dijo, son acuerdos sociales que permiten armonizar los esfuerzos conjuntos, bajo reglas del juego conocidas, invariables, que se cumplen siempre y en todo lugar.

De esa forma, por ejemplo, la propia moneda de curso legal es una Institución que da fortaleza y sustento a la economía de un país.

“Unas Instituciones necesitan de otras Instituciones o, incluso, como en el caso del Banco de México y de la Escuela Bancaria y Comercial, contribuyen a crear nuevas Instituciones.

“Ellas dotan a un país de fortaleza, lo mismo en tiempos halagüeños que en tiempos difíciles, y para darle armonía”, agregó Carstens.