Ciudad de México. El banco central mexicano, Banco de México (Banxico), recortó hoy viernes su pronóstico de crecimiento económico del país de 2,49 por ciento a 2,40 por ciento, ante la debilidad del mercado externo y la economía mundial, así como la fragilidad del precio de exportación del petróleo y la inestabilidad financiera internacional.

En la Minuta número 42 de la Reunión de la Junta de Gobierno de Banxico en torno al último Anuncio de Política Monetaria, se consideró la posibilidad de que el entorno internacional tenga un deterioro adicional, por lo que podría observarse una depreciación desordenada del peso mexicano.

"Lo cual pudiera llegar a contaminar las expectativas de inflación y conducir a aumentos de precios de los bienes no comerciables", indica el documento.

El 3 de marzo pasado, Banxico revisó a la baja el intervalo para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México para 2016 en medio punto porcentual al ubicarlo a uno de entre 2 y 3 por ciento en comparación con el de entre 2,5 y 3,5 por ciento previsto en el informe anterior.

Al mismo tiempo, Banxico estima que la inflación general de este año se ubicará en niveles ligeramente superiores a 3 por ciento.

En tanto, para el tipo de cambio, indicó, se espera que para el cierre del año el dólar al mayoreo cueste 17,69 pesos.

Para algunos miembros de la Junta, existe la posibilidad de un ajuste en la política monetaria ante mayores riesgos e incertidumbre en los mercados financieros internacionales y su posible efecto sobre la economía mexicana.

"Por ello, prevalece la posibilidad de que se realicen ajustes adicionales en la postura monetaria en México si la situación así lo amerita y en independencia de las acciones de la Reserva Federal, como por ejemplo ante un escenario de expectativas de inflación desalineadas con la meta y, según uno de ellos, el riesgo de un episodio de inestabilidad financiera", señala el documento.

El pasado 18 de marzo, la Junta decidió de forma unánime, en su reunión, dejar intacta la tasa clave de interés, aunque indicó que se mantendrá atenta al desempeño de la moneda y su posible efecto en la inflación.