El proceso de emisión y colocación del bono soberano por US$750 millones tomó este lunes un sorprendente giro al denunciar la firma Barclay’s PLC (BARC) que el gobierno de Honduras ocultó información.

Así lo dio a conocer Bloomberg.com, periódico especializado en temas financieros. Las firmas Barclay’s y Deutsche Bank fueron contratadas por el gobierno de Porfirio Lobo Sosa para que brindaran asesoría para la colocación del bono soberano en el mercado internacional.

El Congreso Nacional aprobó a mediados de diciembre del año pasado la emisión de US$750 millones en bonos soberanos, recursos que serán destinados para fortalecer las alicaídas finanzas públicas de la administración central.

Se retira Barclay’s

De acuerdo con lo publicado por Bloomberg, Barclay’s Plc renunció como codirector de la primera venta internacional de bonos de Honduras después de enterarse de una demanda pendiente que no se incluyó en el folleto de emisión.

“Honduras modificó el folleto informativo de la venta para demostrar que el país no se enfrenta a una demanda por US$205 millones atado a una empresa estatal, de acuerdo con la versión revisada del documento enviado a los inversionistas y obtenido por Bloomberg News”.

En el caso de la demanda legal en contra del Estado, se implica a la empresa Corporación Forestal e Industrial de Olancho SA.

La retirada de Barclay’s tuvo lugar después de que funcionarios del gobierno se reunieron con inversionistas potenciales. Deutsche Bank AG (DBK) es el gestor principal de la operación, de acuerdo con fuentes cercanas con la operación, la que pidió no ser identificada porque los términos no están ajustados.

Brandon Ashcraft, portavoz de Barclay’s en Nueva York, se negó a hacer comentarios. Ari Cohen, portavoz de Deutsche Bank, declinó hacer comentarios. Funcionarios del Ministerio de Finanzas de Honduras no respondieron de inmediato un correo electrónico y llamadas en busca de comentarios.

“Uno se preocupa de que hay más esqueletos en el armario”, dijo Carl Ross, director gerente de Oppenheimer & Co., una firma de corretaje.

Honduras tiene B+ por parte de Standard & Poors, o cuatro niveles por debajo del grado de inversión y de acuerdo con Sri Lanka y Mozambique.

El gobierno hondureño puede vender los títulos con vencimiento a 2024, a una tasa de interés de 7,5%, de acuerdo con fuentes cercanas a la operación.

Honduras está tratando de recaudar dinero en el mercado de renta fija, principalmente en la Unión Europea (UE) y Estados Unidos. EL HERALDO buscó la reacción en fuentes gubernamentales hondureñas, pero ningún funcionario respondió sus teléfonos celulares.