Brasilia. Los gastos del gobierno de Brasil sumaron 914.000 millones de reales (US$376.131 millones) en 2013, un alza real de 7,3% ante 2012 y un nuevo récord histórico, informó este jueves el Tesoro Nacional.

Como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), los gastos representaron 19 por ciento, ante 18,3% en 2012.

Las inversiones, a su vez, crecieron 6,4% en la misma base de comparación, para 63.200 millones de reales (US$26.008 millones).

El aumento de los gastos federales fue impulsado por los programas sociales, sobre todo los de transferencia de renta para las familias de bajos recursos, como el programa Bolsa Familia, que atiende a más de 13 millones de hogares.

Según el Tesoro, el superávit primario del gobierno central fue de 77.000 millones de reales (US$31.687 millones), conforme la meta oficial, pero una caída de 12,7% respecto al año previo.

El saldo positivo del gobierno central contribuye al superávit primario del sector público consolidado -el esfuerzo fiscal para el pago de intereses de deuda-, que incluye a los estados y municipios, y a las empresas estatales.

Para cumplir la meta, el gobierno se benefició de diversos ingresos extraordinarios, como el pago de royalties por la concesión a la iniciativa privada de la explotación del petróleo presal del Campo de Libra, que sumó 15.000 millones de reales (US$6.172 millones).

Los ingresos públicos totales sumaron 1.180 millones de reales (US$485.596 millones) el año pasado, un aumento de 11,2% con relación a 2012.