Santiago. La economía chilena crecería 4% en 2010, una cifra menor a la originalmente prevista debido a los efectos del terremoto, pero se expandiría con más fuerza el próximo año tras los planes de reconstrucción, dijo el jueves el grupo financiero BBVA.

De acuerdo a las previsiones del grupo español, que estimaba inicialmente un alza del Producto Interno Bruto chileno de 4,5% para este año, la menor expansión contempla las pérdidas transitorias en la producción provocadas por el sismo de magnitud 8,8 de fines de febrero.

"Si no hubiésemos tenido el terremoto seguramente nuestra revisión hubiese sido al alza, en otras palabras habríamos estimado un crecimiento en torno a 5,6% para este año", dijo Alejandro Puente, economista jefe de BBVA Research.

El PIB estimado para este año por el grupo español es inferior al calculado por el Gobierno, que apunta a una expansión cercana a 5,0%, luego de que el país se contrajo 1,5% en 2009 por los efectos de la crisis internacional.

Para la inflación, BBVA Research estimó que cerrará en torno a 3,4% a fines de 2010, por lo que Puente estimó que la primera alza de la tasa de política monetaria (TPM), que se ubica actualmente en un mínimo de 0,5%, ocurrirá en la reunión de junio.

"Estimamos un ritmo de normalización relativamente rápido, de acuerdo al cual la TPM se ubicaría en 3% en diciembre de este año y en 6% al cierre de 2011", dijo el informe del BBVA Research.