México, EFE. La economía mexicana crecerá este año 3,4%, producto de una mejora de las demandas interna y externa, así como del mayor gasto publico aprobado por el Legislativo, estimó hoy la institución financiera BBVA Bancomer.

En su informe Situación México, la filial del banco español pronosticó para el cierre de 2014 un incremento del PIB del 3,4%, tras la desaceleración registrada el año pasado, cinco décimas por debajo de la estimación oficial anunciada en enero.

El BBVA Bancomer, que calculó el crecimiento económico de 2013 en 1,2%, basó sus expectativas en una "mayor demanda externa consecuencia de la recuperación de EE.UU., un mayor gasto público aprobado y una mejora en la demanda interna".

Tras resaltar que la mejora de la economía empieza a materializarse, indicó que la "demanda externa parece impulsar las manufacturas mexicanas".

La producción industrial de EE.UU. alcanzó tasas de crecimiento elevadas en noviembre y diciembre, mayores al 3% anual, señaló la institución, que prevé que ese país pase de crecer 1,8% en 2013 a 2,5% en 2014.

Además, según el informe del Servicio de Estudios Económicos del BBVA, el gasto público se aceleró en los últimos meses del año pasado por efecto de los procesos de reconstrucción debido a los desastres naturales y los esfuerzos para apoyar la reactivación.

El sector público pasará de tener un déficit del 0,4% del PIB en 2013 a uno de 1,5% en 2014 (sin incluir la inversión de Pemex), lo que el BBVA estimó "positivo" porque aumentará el gasto en infraestructura y seguridad social.

Ello dará así "un estímulo contra-cíclico a la economía, de tal manera que para 2017 se regrese a un presupuesto balanceado que asegure la estabilidad fiscal", afirmó.

En cuanto a la demanda interna, apuntó que si bien las señales son "mixtas", con un sector laboral débil y una recuperación moderada en las ventas al menudeo, espera un "comportamiento favorable" en los próximos meses.

Sobre las reformas impulsadas en 2013, confió en que seguirán avanzando "para mejorar la competitividad de la economía mexicana, tanto a través del desarrollo y aprobación de las leyes secundarias, como de la presentación" de iniciativas adicionales en otros sectores.

Sobre el incremento de la inflación en enero por el impacto de la reforma fiscal en los precios de algunos productos, el banco estimó que dicha presión será transitoria y descartó un alza generalizada de precios.

"Se espera que la inflación anual en 2014 promedie 4,3%" y que el tipo de cambio ronde los 12,9 pesos por dólar ante una reducción de la aversión global al riesgo y un margen limitado de apreciación derivado de la reducción de estímulos monetarios en EE.UU., señaló.