Un reporte de BBVA research recortó su estimación de crecimiento para la economía chilena en 2017 de 1,6% a 1,3%. De esta forma, la estimación de dicho departamento de estudios quedó bajo la apuesta de Hacienda, la que este martes fue corregida a 1,5%.

Según la entidad bancaria, la desaceleración de la economía se acentuó a comienzos de este año “en parte debido a los efectos del paro de Escondida, pero en parte también porque los sectores no mineros no mostraron una recuperación robusta”.

El economista de BBVA Research, Cristóbal Gamboni, señaló que, además, el resto de los sectores ha mostrado un desempeño menor al esperado.

Además, BBVA mantuvo sus proyecciones para 2018 con una expansión del PIB de 2,4%, señalando que “los indicadores de confianza alcanzan niveles neutrales durante el primer semestre del próximo año”, junto a un repunte de los socios comerciales y los efectos de los impulsos monetarios.

Precisamente, el crecimiento a largo plazo fue uno de los puntos que abordó el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Bernardo Larraín, en el encuentro que este martes sostuvo con Michelle Bachelet.

Al término de la cita, Larraín planteó una serie de puntos que podrían ayudar al crecimiento y valoró el símbolo que representa dicha reunión.

Junto a ello, el timonel de la gremial defendió la gestión del ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, en materia de finanzas públicas: señaló que éste no ha sido una “excepción” en la mantención de la política fiscal del país.