Lima. La inflación ha comenzado a descender pero a un menor ritmo del esperado por lo que convergerá al rango meta a fines del 2012 cerrando el año en 2,8% debido a choques de oferta y un mayor crecimiento estimado del Producto Bruto Interno (PBI), proyectó el BBVA Research.

El economista principal de Estudios Económicos del BBVA Banco Continental, Francisco Grippa, indicó que la inflación ha pasado de 4,7% interanual a fines del 2011 a 4,1% en abril de este año, mientras que la proyección anterior (en febrero) fue de 2,3% para este año.

Explicó que el descenso de la inflación ha sido muy gradual en parte porque la reversión de los choques de oferta que afectaron el componente de alimentos en el 2011 no ha sido tan pronunciada debido a las intensas lluvias que afectaron algunas de las zonas productoras y de tránsito de estos bienes durante el verano austral.

“En este contexto, las expectativas inflacionarias para el 2012 se mantienen en alrededor del límite superior de la meta, es decir, el proceso de convergencia será más gradual, sobre todo en lo que resta del primer semestre”, expresó.

Detalló que esta disminución de la inflación menor a la esperada se explica, en primer lugar, por la cotización internacional del petróleo que se ha mantenido por encima de lo previsto y si bien se espera que en los próximos meses muestre alguna disminución, la corrección a la baja será menos intensa de lo anticipado.

Asimismo, localmente el Fondo para la Estabilización del Precio de los Combustibles Derivados del Petróleo ha trasladado parte de esas mayores cotizaciones al consumidor final y lo seguirá haciendo.

Incluso, hay algunas gasolinas que han dejado de estar bajo la cobertura del fondo de manera que en éstas el traslado es mayor, manifestó.

El segundo elemento es la mayor expansión del Producto Bruto Interno (PBI) de cinco a seis por ciento para este año, mientras que la inflación subyacente, e incluso la tasa de inflación que excluye alimentos y combustibles, muestra una tendencia creciente, lo que refleja que existen ciertas presiones sobre los precios vinculadas con el renovado dinamismo de la actividad.

Finalmente, el elevado nivel alcanzado por las expectativas inflacionarias imprimirá cierta resistencia al proceso de convergencia de la inflación hacia la meta.

“El sesgo de la previsión de la inflación es al alza pues la persistencia del desvío de la inflación por encima del rango meta, el cual lleva cerca de un año y se extenderá por algunos meses más, podría eventualmente exacerbar las expectativas del público”, acotó Grippa.

Por su parte, el economista jefe para Perú del BBVA Research, Hugo Perea, previó que el Banco Central de Reserva (BCR) mantendrá su tasa de interés de referencia en 4,25% el resto del año.

“El BCR no debería alterar la posición de la política monetaria. Este panorama local y la renovada incertidumbre sobre los problemas fiscales y de crecimiento en Europa apoyan nuestra visión de que la tasa de política se mantendrá en su nivel actual de 4,25% durante los siguientes meses”, comentó.

El directorio del BCR aprobó hoy mantener la tasa de interés de referencia de la política monetaria en 4,25%, por duodécimo mes consecutivo, en el marco de la aprobación de su Programa Monetario de Mayo del 2012.