El crecimiento de la banca en México durante los últimos años ha sido significativo. “Sin embargo, la siguiente década será aún mejor dadas las expectativas de crecimiento económico que se tienen para el país y la serie de reformas que el gobierno federal está llevando a cabo, oportunidad que BBVA aprovechará para hacer crecer su negocio”, asegura en entrevista Luis Robles Miaja, presidente del Consejo de Administración de la institución financiera española.

Desde sus oficinas, Robles señala que hoy en día el país tiene condiciones económicas muy favorables, a diferencia de otras naciones del mundo, lo que aumentará las inversiones, la capacidad de pago de las personas y, por ende, las posibilidades de una mayor penetración bancaria.

“México es hoy la novia con la que todos se quieren casar, y por otro lado es una economía grande que tiene unas expectativas de crecimiento brutales. No es un país con problemas como la región de Europa, cuyas oportunidades de crecimiento están seriamente limitadas”, explica al hablar de sus posibilidades de seguir incrementando sus inversiones como las anunciadas hace unas semanas por más de dos mil millones de dólares para los próximos cinco años.

Según datos del corporativo, en 2012 la filial de BBVA en México aportó al grupo financiero español 25% de sus ingresos, consolidándose así como el principal contribuyente en materia de beneficios para la institución.

Y aunque pareciera que el país ha sido el salvavidas para el grupo financiero, Luis Robles explica que se trata de una cuestión de ciclos, donde si bien México ha cobrado relevancia para el grupo, se debe a las favorables condiciones económicas que tiene ahora la nación a diferencia de otras regiones.

“Esto es de ciclos. Hay quien llegó a decir hace algunos años que ya se habían acabado los ciclos en la economía. Eso no es cierto, toda la vida vienen cambios de crecimiento y luego de recesión. Hoy quien está creciendo es América Latina, y dentro de la región, México. Europa no tiene un alza y Bancomer obviamente ha cobrado mayor peso en el grupo BBVA.

“Pero esto es de ciclos. No sé dentro de cinco años dónde va a estar el ciclo en México y dónde va a estar el de Europa”, manifestó el directivo.

Mercados al alza. Sin embargo, reiteró que BBVA seguirá con su estrategia de globalización en mercados donde ve posibilidades de crecimiento, pues gracias a ello el grupo se ha mantenido sólido y con alzas en sus finanzas, a pesar de la crisis que se está viviendo en la matriz de la institución en España.

“Esto es un fenómeno normal y simplemente una confirmación de que la estrategia de BBVA de globalizarse en China, Sudamérica, Turquía y México fue la correcta, si no estaría mal y en cambio hoy en día el banco está financieramente sólido gracias a su estrategia global”, manifestó Robles Miaja.

Asimismo, resaltó que el interés de BBVA por México no es sólo ahora que tiene altas expectativas de crecimiento, “sino que el grupo financiero apostó por el país desde 1995, cuando nadie metía un dólar, porque la banca estaba quebrada y se acertó”.

Ahora, aprovechando las condiciones del país y las expectativas de alza económica que tiene, el banco ha decidido reforzar su crecimiento en México, precisó Robles, al recordar que para los próximos tres años se anunciaron inversiones que serán utilizadas para modernizar y ampliar su infraestructura en el país.

“Ésta va a ser la década de México y el Consejo de Administración del banco piensa lo mismo y por ello vamos a destinar más de dos mil 500 millones de dólares. Eso es un compromiso por este territorio, no son palabras, no son deseos, es una certeza de que México va a tener los mejores diez años en su historia como país independiente y por eso hacemos esa inversión.

“Lo hacemos seguros de que esa inversión nos va a ayudar, que vamos a contribuir a ese crecimiento, a que la población va a tener mejores ingresos y va a ser mejor cliente bancario”, dijo el director general.

Mejores servicios. De los recursos que BBVA destinará al país, casi mil US$300 millones se invertirán en renovar todas las sucursales, “para mejorar la experiencia del cliente con un nuevo modelo de atención, mientras que otros mil 200 millones se gastarán en una nueva infraestructura tecnológica”.

Lo anterior, porque según Robles Miaja “la mejor forma de atender a los mexicanos y lograr una mayor bancarización es con la tecnología, aunque haya ciertos segmentos que siguen con cierta resistencia o aún barreras para poder tener acceso a las novedades”.

Sin embargo, confió en que cada vez más el temor que existe en la gente por utilizar las innovaciones tecnológicas del sistema financiero vaya disminuyendo y con ello se logre llevar a más personas los servicios de la banca, ya sea a través de corresponsales bancarios, banca móvil, telefónica o por internet.

Efectos

1.- El banco mexicano podría llevar hasta su matriz 30 por ciento de sus ingresos generales, de seguir la tendencia positiva y aumentar los créditos.

2.- La población se podría beneficiar de un mayor acceso al financiamiento de mejorar la economía nacional, así como el alza de las finanzas de BBVA.