La actividad económica brasileña registra una caída de 0,52% en febrero con relación a enero, el peor resultado para el mes desde 2003, de acuerdo al Indice de Actividad Económica del Banco Central (IBC-Br) divulgado este viernes.

En la comparación con igual mes de 2012, la actividad de febrero presentó un crecimiento de 0,44%.

Al mismo tiempo, los datos ajustados de enero apuntan un crecimiento de 1,43% ante diciembre.

En los 12 meses terminados en febrero, la actividad económica registró una expansión de 0,87% (sin ajuste).

El cálculo del Indice de Actividad Económica del Banco Central (IBC-Br) busca anticipar el comportamiento del PIB.

El indicador es una de las herramientas utilizadas por el BC para definir la tasa básica de interés Selic, incorporando informaciones sobre el nivel de actividad de tres sectores de la economía: industria, comercio y agropecuaria.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del BC deberá tomar una difícil decisión en su próxima reunión de mayo, puesto que si por un lado la actividad económica continúa baja, las tendencias inflacionarias impiden que sea estimulada con mayores cortes de la tasa de interés, e inclusive pueden obligar a un aumento.

A la fecha la tasa básica se encuentra en 7,25% mensual, el nivel más bajo de la serie histórica.

El año pasado, la economía brasileña presentó un crecimiento de apenas 0,9%, de acuerdo a datos oficiales, muy por debajo de la expectativa del gobierno.

El bajo desempeño económico se produjo a pesar de una serie de medidas de estímulo anunciadas por el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, como la reducción de la tasa básica de interés para 7,25% (la mínima histórica), la ampliación del crédito, eliminación de tributos, y concesiones al sector privado, entre otras.