Francfort.  El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dijo a la revista semanal alemana Der Spiegel que el programa del banco de comprar bonos del gobierno era de carácter temporal.

"No haremos esto para siempre. Esta medida es, como todas nuestras medidas extraordinarias, temporal", dijo a Der Spiegel.

Cifras divulgadas esta semana mostraron que el BCE no compró bonos gubernamentales la semana anterior.

El BCE comenzó a comprar bonos gubernamentales en el mercado secundario el pasado mayo para contrarrestar la crisis de deuda soberana que empezó en Grecia, se propagó a Irlanda y ahora amenaza a Portugal.

Líderes de la zona euro acordaron el sábado revisar la red de seguridad financiera del área de la moneda común, una medida que esperan ayude a trazar una línea bajo la crisis de deuda soberana.

El viernes, Trichet defendió la extensión de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera desde 250 millones de euros (US$345 millones)  a 440 millones de euros (US$552 millones), dijo la revista.

El BCE consideraría hacer concesiones a países deudores si implementan medidas de austeridad, y los pagos de interés pueden ser reducidos, las medidas de apoyo extendidas y la duración de los préstamos existentes prolongadas, dijo la revista.

Trichet justificó la advertencia sobre posibles subas de tasas diciendo a Spiegel: "La estabilidad de precios es, de acuerdo con el tratado de la UE, nuestra mayor prioridad".

Anteriormente este mes, Trichet dijo que el BCE podría subir las tasas el mes próximo, mucho antes de lo que los mercados esperaban.