Verona. Las autoridades de política monetaria deben vigilar de cerca las emergentes tensiones inflacionarias para evitar cualquier declive en las expectativas de estabilidad de precios, dijo este sábado Mario Draghi, miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo.

En un discurso durante una conferencia en la ciudad italiana de Verona, Draghi dijo que la inflación central en la zona euro permanecía baja, pese a los severos aumentos en los precios de las materias primas que empujaron al índice muy por arriba de la meta del BCE en enero.

"Sin embargo, la aparición de tensiones inflacionarias requieren que evaluemos más cuidadosamente los tiempos y métodos para restaurar las condiciones monetarias y tasas de interés normales", afirmó, de acuerdo al texto de su discurso.

"La política monetaria debe evitar el deterioro de las expectativas, a fin de evitar que el estímulo de los precios internacionales supere los precios domésticos y salarios a largo plazo", aseveró.

Afirmó que la recuperación económica mundial seguía en medio de una considerable incertidumbre y que los índices de crecimiento profundamente divergentes podrían acentuar fácilmente la volatilidad de los tipos de cambio y tasas de interés, poniendo en riesgo la expansión global.