Madrid. Los mercados financieros permanecerán escépticos respecto a que España puede evitar una crisis hasta que el país logre concluir su reforma al mercado laboral, dijo un miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo en una entrevista.

"(A los mercados) Les sorprende que un gobierno no sea capaz de cerrar una reforma laboral necesaria (...) Hasta que no cerremos esa reforma, no acabaremos con esa desconfianza", dijo José Manuel González-Páramo en una entrevista publicada este domingo en el diario español La Vanguardia.

España aprobó una reforma laboral el año pasado, pero los sindicatos, líderes de negocios y el gobierno han estancando las partes finales del proceso, incluidos los cambios al sistema de negociación colectiva mediante el cual se fijan los sueldos en sectores completos en relación a la inflación.

El gobierno dijo este viernes que espera concluir el acuerdo antes del 6 de junio.

González-Páramo también instó al gobierno a concluir la reestructuración de su sistema financiero, y a las regiones autónomas de España a cumplir con los nuevos y difíciles objetivos de déficit.

La economía de España está luchando por recuperarse a una tasa decente y el desempleo ha aumentado sobre el 21%, lo que ha creado temores en algunos inversores de que será el próximo miembro de la zona euro, después de Portugal, que pida un rescate.

González-Páramo dijo que España es dueña de su propio destino y que su futuro depende de las reformas necesarias.

El también habló contra una posible reestructuración de deuda de Grecia, que muchos analistas creen que es inevitable. El país debe cumplir los objetivos de deuda que acordó con la UE y el FMI.

"(Atenas debe) cumplir con el programa pactado. Si un año después hay partes del programa que no se han cumplido, lo que tiene que hacer Grecia es adoptar medidas adicionales", declaró.

"Cuando se habla de reestructurar la deuda, no se es consciente de lo que significa", agregó.

El banco central ha advertido de severas consecuencias con efectos peores que la quiebra de Lehman Brothers si se realiza una reestructuración.

El también instó a Grecia a realizar cambios a sus modelos económicos y tributarios y a aumentar las privatizaciones previstas.

"Grecia pertenece al club de los países avanzados y esto conlleva exigencias", sentenció.