Santiago. El Banco Central Europeo no puede aplazar medidas como el alza de tasas del 7 de abril solo porque algunos países están rezagados en la recuperación económica, dijo un funcionario de alto rango del BCE en una entrevista publicada el domingo.

El miembro de la junta directiva del BCE, José Manuel González-Páramo, dijo al periódico Estrategia que algunos países no eran lo suficientemente efectivos en coordinar políticas macroeconómicas y fiscales.

Inversores están observando la retórica del BCE para determinar con qué rapidez podría elevar las tasas de interés nuevamente, después de subirlas este mes por primera vez desde el 2008. La mayoría de los analistas espera el próximo cambio de tasas en julio.

"La subida de 25 puntos básicos de los tipos del 7 de abril quizás sea menos conveniente para aquellos países mas retrasados en su recuperación, pero el BCE no puede dejar de cumplir su mandato por esa razón", declaró al diario.

El mandato del banco es mantener la estabilidad de precio a mediano plazo en la zona euro.

"Los gobiernos de los países más rezagados deben comprenderlo y acelerar la implementación de las medidas adecuadas de reforma, para fortalecer el crecimiento de sus economías", agregó González-Páramo.

La inflación en la zona euro subió más de lo esperado en marzo al 2,7 por ciento interanual, según mostraron estadísticas publicadas el viernes, dando argumentos para más alzas en las tasas de interés.

González-Paramo sostuvo que las políticas nacionales de algunos países no habían mostrado el compromiso necesario ante las demandas de la unión monetaria.

"El marco de coordinación de las políticas fiscales, de competitividad y otras áreas macroeconómicas no ha sido lo suficientemente efectivo", indicó.

El funcionario agregó que las agencias de calificación alentaron la situación, aumentando la volatilidad durante la crisis económica debido a que su información a menudo no estaba actualizada.