Bruselas. El Banco Central Europeo (BCE) publicará los resultados de las pruebas de solvencia de los bancos de forma individual, dando un paso más allá respecto al plan inicial de difundir la información de los países, según dice el miércoles la CNBC citando a un alto cargo bancario.

Lorenzo Bini Smaghi, miembro del consejo ejecutivo del BCE, dijo en una entrevista con la televisión por cable que las pruebas de solvencia empezarán a publicarse en las próximas dos semanas, empezando por España.

Smaghi, según la CNBC, dijo que el cambio de actitud se debe a la presión de los inversores para tener más transparencia sobre la salud de los bancos en la UE.

El miércoles, el gobernador del banco central español, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, esbozó los planes para publicar unilateralmente los resultados de solvencia de los bancos del país.

Los bancos españoles han capeado bastante bien la crisis financiera, pero el capital de las 45 cajas de ahorro del país se ha erosionado por su exposición a los sectores inmobiliario y de construcción.

Las pruebas de tensión van a demostrar que todos los bancos tienen capital suficiente para atender los escenarios de crecimiento económico que en este momento parecen más razonables, pero también para enfrentar escenarios futuros de crecimiento complicado, dijo el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordoñez, en un discurso.

Resultados parciales.  Los bancos españoles, así como los del resto de Europa, están sometidos a pruebas, realizadas por los 27 reguladores de los bancos nacionales del bloque, para evaluar su capacidad para enfrentar problemas de liquidez.

Los resultados deben ser aprobados por los ministros de finanzas de la UE, y altos funcionarios del BCE dijeron a comienzos de este mes que las pruebas estaban prontas a terminar y que creían que deberían publicarse para ayudar a restaurar la confianza del mercado.

Los resultados de pruebas anteriores fueron publicados en términos generales, sin referencias a bancos individuales.

Los prestamistas fueron examinados sobre cómo responderían a una abrupta contracción de la economía de la UE y los resultados, publicados de forma limitada en octubre del año pasado, sugirieron que ninguno de los 22 bancos más importantes de la UE estaba en riesgo.

El debate ha continuado desde entonces y autoridades como el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, y Mario Draghi del Consejo de Estabilidad Financiera, han sostenido que la difusión, como la que se produjo en Estados Unidos permitió el año pasado, puede "sanear el aire" y volver a poner a los bancos en posición de conseguir capital.

Con información de Reuters y Dow Jones Newswires