Caracas. La economía venezolana podría crecer el 2011 un poco más del 2% previsto, dijo este domingo Nelson Merentes, presidente del Banco Central (BCV), pocos días después que se conoció que el país petrolero dejó atrás 18 meses de recesión.

Sin embargo, señaló que la inflación, que fue del 27,2% el 2010, preocupa al gobierno.

La semana pasada se informó que la economía venezolana creció un 0,6% en el cuarto trimestre del 2010 frente al mismo periodo del año previo.

Sin embargo, en todo el 2010 el PIB se contrajo un 1,4%, menos que la cifra preliminar presentada por el BCV que preveía una baja del 1,9%.

"Venezuela va a crecer en los últimos, en estos años que vienen, de manera importante. En el presupuesto (del 2011) estaba (un crecimiento de) alrededor de un 2% y es probable que sea más que eso", dijo el presidente del BCV, Nelson Merentes en un programa de televisión.

El crecimiento se sustentó parcialmente por la expansión de la actividad económica pública, que creció un 2,6% en el trimestre, en medio de un contexto de altos precios petroleros que permiten al gobierno de Hugo Chávez aumentar su ritmo de importaciones e inyección directa de recursos.

"Ahora tenemos un 0,6% y eso significa, por los indicadores tempranos, que la economía en el año 2011 va a tener mejor desempeño que en el año 2010. Entramos ya en una fase de crecimiento y salimos de la fase de recesión", añadió.

Sobre la inflación, que fue del 2,7% en enero, mayor que en diciembre de 2010 (1,8%) y registró una variación anualizada de 28,5%, frente al 24,3% del mismo período del año previo, Merentes sostuvo que se trabaja para combatirla.

"Con toda nuestra capacidad, con todo nuestro optimismo, con todo nuestro trabajo (debemos) meternos en el tema complejo (de la inflación), pero que tenemos darle solución", afirmó.

El país socio de la OPEP entró en recesión en el segundo trimestre del 2009, en medio de una caída en los precios del petróleo y una inflación de dos dígitos.