Washington. El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, defendió fuertemente este martes ante el Congreso el polémico programa de compra de bonos del banco central para estimular la economía, diciendo que sus beneficios superan claramente los posibles costos.

El presidente de la Fed también instó a los legisladores a evitar los fuertes recortes del gasto que entrarán en vigor este viernes, advirtiendo que si esto se suma a la anterior alza de impuestos creará "significativos vientos en contra" para la recuperación económica.

Bernanke dijo que la Fed es consciente de los potenciales riesgos de su extraordinario apoyo a la mayor economía del mundo, entre ellos la posibilidad de que la gente pierda la confianza en la capacidad del banco central para desarmar suavemente su estímulo o el efecto potencialmente desestabilizador en mercados clave de las tasas bajas.

Sin embargo, agregó que esto no se vislumbra por el momento y que el banco central estadounidense cuenta con todas las herramientas que necesita para retirar su apoyo monetario en el momento oportuno.