Washington. La crisis financiera de Europa sigue amenazando la recuperación de Estados Unidos, y la Reserva Federal hará todo lo que tenga a su alcance para evitar cualquier posible contagio a la economía doméstica, dijo este jueves el jefe de la Fed, Ben Bernanke.

En un testimonio ante el Congreso, Bernanke dijo que estaba observando señales de que podría esta desapareciendo cierta incertidumbre que provocaba cierto estancamiento en la inversión empresarial.

Pero sostuvo que era demasiado pronto para decir si Estados Unidos podría salir indemne de la crisis.

"Se mantiene el riesgo de que los acontecimientos en Europa o en otras partes puedan desarrollarse desfavorablemente y podrían empeorar las perspectivas económicas aquí en casa", dijo Bernanke a un panel de legisladores en comentarios preparados para su testimonio.

"Estamos en contacto frecuente con las autoridades europeas y continuaremos dando cercano seguimiento a la situación y tomando cada medida disponible para proteger al sistema financiero estadounidense y a la economía", agregó.

Bernanke mantuvo un tono cauteloso sobre el panorama de Estados Unidos luego de la decisión del mes pesado de la Fed de anunciar que las tasas de interés podrían mantenerse cerca de cero hasta fines del 2014.