EE.UU. Un reciente incremento en la inflación es impulsado primariamente por el alza en los precios globales de las materias primas, y es poco probable que persista, dijo este lunes el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke.

Sus comentarios ofrecieron un fuerte contraste con una serie de declaraciones ofrecidas por funcionarios del banco central estadounidenses, algunos de los cuales han sostenido que se está acercando el momento para que la Fed comience a ajustar su política monetaria.

Este lunes más temprano, el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart, dijo que la inflación en Estados Unidos probablemente permanecería moderada.

En líneas similares, Bernanke sostuvo que los factores de la oferta y la demanda están aumentando los costos de la energía y las materias primas, pero sostuvo que estos eventualmente deberían estabilizarse, lo que permitiría a Estados Unidos evitar los problemas derivados de la inflación.

"Creo que el incremento en la inflación será transitorio", dijo Bernanke en respuesta a preguntas después de ofrecer un discurso.

"Nuestra expectativa en este momento es que en el mediano plazo, la inflación será en todo caso un poco más baja. Vigilaremos la inflación y las expectativas inflacionarias muy de cerca", agregó.

Los comentarios sugieren que Bernanke está comprometido a completar en junio el programa de estímulo de US$600.000 millones como está fijado, pese a los llamados de algunos de sus colegas para que considere recortar el esfuerzo frente a la mejoría de la economía.

"El está trazando una línea entre él y los elementos en la Fed que proponen que intervenga", dijo Christopher Low, economista en jefe de FTN Financial en Nueva York.