Tokio. El dólar caía a un mínimo de 80 yenes este miércoles debido a que la divisa nipona recibía de nuevo compras por una mayor aversión al riesgo que se reflejaba en las caídas generalizadas en las bolsas asiáticas.

La divisa estadounidense también estaba presionada por los comentarios del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, que reforzaron las expectativas de que las tasas de interés se mantendrán bajas por el momento.

Bernanke dio una evaluación sombría de la economía estadounidense, reconociendo que el crecimiento se había ralentizado, pero no ofreció pistas sobre más estímulos para acelerar el ritmo de crecimiento.

El estaba, en forma general, llevando al dólar a 79,75 yenes -el menor nivel desde el 5 de mayo.

"El dólar perdía terreno frente al yen debido a que el yen recibía compras con el mercado en un modo de aversión al riesgo aumentando después de que las bolsas asiáticas se debilitasen en general", dijo Junya Tanase, estratega de divisas de JPMorgan Chase en Tokio.

Frente al euro, el yen subía un 0,5% a 117,20 yenes. Su mínimo de sesión fue 117,85 yenes.

Las bolsas cedieron en general, con el coreano KOSPI cerrando la mañana con una caída del 1,2%, mientras que el Nikkei se dejaba un 0,4%.

Aparte del yen, el dólar recuperaba terreno frente a otras divisas, incluido el euro.

Pero los inversores seguían cautos sobre la previsión a largo plazo para el dólar, haciéndoles cautos a unas fuertes ventas del euro tras los comentarios de Bernanke y antes de que el BCE se reúna el jueves.

"Aunque el presidente de la Fed dijo que el crecimiento económico probablemente aumente en el segundo semestre del año, sus comentarios garantizan virtualmente que las tasas de interés permanecerán en mínimos récord en el horizonte visible", dijo David Rodríguez, estratega de DailyFX.