El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, sugirió este miércoles que los inminentes recortes de gastos del gobierno podrían ser reemplazados con medidas menores y que tomen más tiempo, aunque aclaró que dichos pasos deben ser compensados con cambios a más largo plazo.

El viernes entrarán en vigor fuertes recortes automáticos de gastos en Estados Unidos, si es que los legisladores en Washington no logran un acuerdo sobre presupuesto.

Bernanke aseguró además, en un testimonio en el Congreso, que existe un costo para la mayor economía mundial en repetir episodios donde los legisladores no pueden alcanzar acuerdos y se desatan medidas automáticas, como el recorte de gastos.