Beijing.  Las ganancias de las empresas de propiedad estatal de China registraron un declive más rápido durante los primeros diez meses de este año, afectadas por la persistente presión a la baja en la economía, muestran los datos más recientes del Ministerio de Hacienda.

Los beneficios descendieron un 9,8 por ciento interanual en el periodo entre enero y octubre, hasta situarse en 1,88 billones de yuanes (294.600 millones de dólares). La caída fue del 8,2 por ciento en los primeros nueve meses, de acuerdo con los datos oficiales.

Las ganancias de las empresas estatales administradas por el gobierno central cayeron un 11,3 por ciento, hasta los 1,35 billones de yuanes, mientras que las empresas controladas por gobiernos locales registraron una caída del 6 por ciento en sus beneficios entre enero y octubre, la tercera caída consecutiva, con un descenso más acusado que el del 2,7 por ciento de los primeros nueve meses, según el ministerio.

Las empresas estatales en las áreas de petroquímica, refino de petróleo y materiales para construcción registraron descensos sustanciales en las ganancias. Los sectores del acero, carbón y metales no ferrosos continuaron sufriendo grandes pérdidas. Sin embargo, las ganancias de las compañías en los sectores de transporte y electrónica mejoraron en el periodo.

La economía china registró un crecimiento de 6,9 por ciento interanual en el tercer trimestre, el más bajo desde el segundo trimestre de 2009, debido a un clima económico de desaceleración.

El gobierno chino está tratando de mejorar las expectativas de las empresas estatales a través de la reforma, avanzando hacia la propiedad mixta y la gestión orientada al mercado, con el fin de mejorar su eficiencia.