Washington. El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, esbozó este miércoles el camino que probablemente tomará el banco central estadounidense para restringir el crédito, una vez que la economía se encuentre lo suficientemente recuperada.

En una intervención preparada para ser presentada al Comité de Servicios Financieros de la Cámara baja, el funcionario sostuvo que la tasa que se paga a las entidades financieras por el exceso de reservas que mantienen en el banco central podría, por un tiempo, reemplazar a la tasa interbancaria federal como la principal herramienta de la política monetaria.

Como parte de los planes de la Fed para concluir sus programas de liquidez, Bernanke agregó que el banco central podría incrementar en el corto plazo el diferencial entre la tasa de descuento que cobra a los bancos por préstamos de emergencia y la tasa interbancaria federal.

Para combatir la peor crisis financiera en décadas, la Fed recortó las tasas de corto plazo a cerca de cero en diciembre del 2008 e implementó una serie de programas de compras de activos de largo plazo y préstamos de emergencia para mantener bajas las tasas de largo plazo.

"Es posible que la Reserva Federal pueda por un tiempo usar la tasa de interés que se paga por las reservas, en combinación con metas para los montos de reservas, como una guía para su postura hacia la política" monetaria, dijo Bernanke, quien agregó que aún no se ha tomado una decisión final.

En la actualidad, la Fed paga a los bancos una tasa de 0,25% por más de US$1,1 billones que estos tienen en el banco central.

Un aumento de la tasa otorgaría a los bancos un incentivo para que coloquen más dinero en la Fed en lugar de prestarlo a las empresas y los hogares. De esta forma, la Fed podría en el futuro frenar una economía que podría estar sobrecalentándose y enfrentando el riesgo de un repunte de la inflación.

Bernanke dijo que la Fed espera que dicha medida haga que aumenten otras tasas de interés claves de corto plazo, incluida la tasa interbancaria federal, la tasa a la que los bancos se otorgan préstamos entre sí préstamos a un día.

Bernanke añadió que la secuencia y las herramientas que la Fed utilizará para endurecer la política monetaria dependerán de cómo evolucione la recuperación económica.

El titular de la Fed señaló que la economía estadounidense aún necesita, por ahora, una política monetaria altamente acomodaticia, pero que el banco central tendrá "en algún momento" que aumentar las tasas de corto plazo y reducir los excesos de reservas de los bancos.