El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció la aprobación de una línea de crédito contingente de hasta US$300 millones para ayudar a Ecuador a proteger el gasto social ante eventuales choques económicos externos.

La operación, que estará vigente por un período de tres años, permitirá al gobierno ecuatoriano sostener provisoriamente el gasto en programas de reducción de la pobreza en caso de que un evento exógeno limite sus ingresos fiscales.

El BID ofrece este apoyo bajo su Línea de Crédito para Sostenibilidad del Desarrollo, que puso hasta US$6.000 millones a disposición de sus países prestatarios bajo esta modalidad para el período 2012-2015.

Esta línea de crédito apunta a ayudar a los países a proteger los programas sociales enfocados en sus ciudadanos más pobres y vulnerables ante el impacto de situaciones causadas por factores externos como fluctuaciones bruscas de precios de productos básicos o una paralización repentina de los mercados financieros internacionales.

En el caso de la operación con Ecuador, los disparadores de los desembolsos están relacionados con el precio, las exportaciones y la capacidad de refinamiento del petróleo; así como con la evolución de la tasa LIBOR

El préstamo contingente tendrá un plazo de amortización de seis años, con un período de gracia de tres años y una tasa de interés variable.