El directorio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció este miércoles un préstamo por US$37 millones a Honduras para mejorar la educación que reciben más de 100.000 estudiantes del ciclo básico.

El programa constituye un esfuerzo por mejorar la calidad de la oferta educativa, como complemento del Programa Bono 10.000, que otorga transferencias condicionadas a las familias más desfavorecidas para que mantengan a sus hijos en las escuelas.

Además unos 100.000 alumnos se beneficiarían de acciones de refuerzo en Español y Matemáticas y se adquirirán textos y material para estudiantes y docentes. Los docentes recibirán capacitación incluyendo el uso de computadoras para la docencia.

Todas estas actividades contribuirán a una reducción de la actual tasa de repitencia en primer grado de 20% que en tres años debe bajar al 12%.

Más de 50.000 estudiantes de tercero a sexto grado recibirán una computadora personal para mejorar su aprendizaje y para incentivar que se gradúen de la escuela primaria.

Las 545 escuelas beneficiadas recibirán los equipos técnicos necesarios para conectarse a la red y acceder a recursos educativos digitales, aplicaciones para el trabajo colaborativo en la escuela y apoyo para la gestión administrativa.