El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) destacó el crecimiento económico cercano al 4% registrado por Centroamérica en 2014, pero reconoció la urgencia de trabajar por disminuir la pobreza, la desigualdad y mejorar el balance fiscal.

"En 2014 esta región, en contraste con el resto de América Latina (que creció 1%), logró conseguir un crecimiento cercano al 4%", expresó el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, durante la XXIX Reunión de Gobernadores del Istmo Centroamericano y República Dominicana del banco, que se realiza hoy en Costa Rica.

Según Moreno, la recuperación de la economía de Estados Unidos y la caída de los precios del petróleo, permitirán en 2015 "espacios para mejorar los balances externos y ofrecer cierto respiro fiscal" en Centroamérica y República Dominicana.

"Es una oportunidad única para sentar las bases de un periodo de expansión mucho más arraigado en una transformación productiva más inclusiva que beneficie a las mayorías", manifestó Moreno.

El presidente de BID dijo que Centroamérica vive un entorno con instituciones más fuertes, comprometidas con el desarrollo y con un "conocimiento más afinado" sobre las herramientas para generar las condiciones para un mayor progreso social y económico.

Moreno afirmó que "es notoria la adopción de medidas para aumentar la competitividad, atraer inversiones y ampliar la inserción internacional", pero que la región aún tiene el gran desafío de reducir la pobreza, la desigualdad y su déficit fiscal.

"Aunque la región ha logrado reducir la pobreza en la última década, su nivel sigue siendo alto especialmente en el área rural. Entre el 2001 y el 2011 la pobreza pasó del 50% al 40%, pero aún hoy 24 millones de centroamericanos siguen siendo pobres", manifestó.

Moreno agregó que en el año 2000 solo había un país centroamericano entre los más desiguales de América Latina y lamentó que en la actualidad figuran cuatro.

"El crecimiento de la inseguridad y la persistencia de brechas económicas son obstáculos al crecimiento sostenible e inclusivo", aseveró.

Moreno comentó que desde la crisis económica internacional que se desató en 2008, Centroamérica incrementó su deuda en 10 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) y que en la actualidad la región enfrenta un déficit fiscal promedio del 3% del PIB.

El representante dijo que el BID mantiene la convicción de apoyar a la región en su desarrollo social y productivo y que una prueba de ello es que en 2014 desembolsó US$1.800 millones para iniciativas centroamericanas.

En la actualidad hay en ejecución 128 proyectos en la región con el apoyo del banco y según su presidente, aún restan por desembolsar cerca de US$5.000 millones que ya han sido aprobados.

Para Moreno, la reunión de hoy en Costa Rica es una oportunidad para que los países y el BID "reflexionen" sobre las políticas públicas necesarias para mejorar la competitividad y que al mismo tiempo permitan combatir la pobreza y la inequidad.

"Una modernización de la administración tributaria contribuirá a salvaguardar la equidad", manifestó.

Otros puntos señalados por Moreno son la necesidad de mejorar la calidad y cobertura educativa, impulsar alianzas productivas público privadas, modernizar la matriz energética y ampliar las alianzas a nivel regional.

La reunión que se desarrolla en Costa Rica congrega a autoridades económicas de Centroamérica y República Dominicana, quienes discuten con el BID el contexto económico y sus necesidades de apoyo financiero.