El ejecutivo del organismo multilateral recordó que de cierta forma el Paraguay pudo blindarse muy bien durante la crisis del año 2009 –subprime de Estados Unidos (malos créditos hipotecarios)– porque no recogió efectos nocivos en su sistema bancario con un buen manejo de la retracción de la economía. Cabe recordar que en dicho periodo lo que más afectó a la economía paraguaya fue la crisis del clima por la falta de lluvia que finalmente obligó una caída del producto (-3,8%).

Veluttini agregó que en el año 2010 Paraguay fue el país que más creció en la región con un 15,3%. Tener un crecimiento de 4% como estimó el Banco Central del Paraguay (BCP) en su última revisión del PIB para 2011 y se viene un periodo de crisis, si es que ocurre, “creo que una vez más habrá una demostración de la capacidad de blindaje de la economía paraguaya”, destacó.

Preparado para asistir. En otro momento, Veluttini señaló que el BID ya se está preparando por si se produce una contracción de la economía regional en 2012 con los instrumentos y mecanismos que tiene a disposición para contrarrestar los efectos de una posible caída. Recordó que parte del aumento del capital del BID es para incrementar la capacidad contracíclica del banco; cuando nadie más quiere prestar a un país, el organismo multilateral de crédito aumenta su capacidad para compensar la restricción de acceso a los mercados internacionales por parte de los países en periodos de crisis.

Con la sociedad civil. El BID apunta a una plataforma de diálogo con las organizaciones sociales en tiempo real y continuo para la programación de estrategias, dijo el ejecutivo del banco, que este jueves tuvo a su cargo la inauguración de la undécima reunión del organismo multilateral con la organización civil y que finaliza hoy en el Bourbon Conmebol Convention Hotel de la ciudad de Luque. Se debaten temas que los participantes de 150 organizaciones de 26 países trajeron para la discusión en este foro. Con una participación creciente de la sociedad civil en los emprendimientos del BID, se espera un intercambio de experiencias y críticas constructivas que puedan servir de insumos para el banco, concluyó.