Quito.- El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) realizará una evaluación de los activos estatales y de las empresas públicas de Ecuador, como parte de un programa de austeridad que impulsa el Gobierno para levantar su economía, dijo este viernes el ministro de Economía, Richard Martínez.

El país andino, uno de los socios más pequeños de la OPEP, enfrenta una complicada situación económica por un abultado déficit fiscal y un agresivo nivel de endeudamiento público, por lo que busca obtener ingresos adicionales a los presupuestados para este año.

"Tenemos un set (lista) de activos como gobierno que pueden ser utilizados para mejorar el flujo, por un lado aliviar la carga de flujo, y por otro para mejorar el nivel de ingresos", dijo el ministro Martínez a periodistas.

Un misión del organismo multilateral arribará la próxima semana a Quito para realizar la evaluación de esos activos que, según Martínez, se encuentran en diferentes sectores del Estado.

"El propósito de la misión del BID es identificar exactamente cuál es el estatus de esos activos y cuál es la valía de esos activos", explicó Martínez tras una reunión con el presidente del BID, Luis Alberto Moreno y el mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, en la ciudad de Guayaquil.

Varias de las empresas públicas han registrado pérdidas en los últimos años o sus ganancias han sido mínimas y tienen activos que se encuentran abandonados.

Tras la evaluación que realice el BID, el Gobierno decidirá el futuro de esos activos bajo un análisis de mecanismos legales, las experiencias internacionales y el "apetito" de inversionistas externos, explicó Martínez.

Por su parte, el presidente del BID dijo que el estudio técnico es parte de una donación del organismo al país andino y resaltó el plan de austeridad que impulsa el Gobierno, incluido una revisión del subsidio a los combustibles.

"El reto de Ecuador no es diferente al de cualquier ecuatoriano que se encuentra con que sus gastos aumentaron casi que al doble y sus ingresos son los mismos. Cuando a una persona le pasa eso no tiene alternativa distinta que vender la casa y arrendar una", argumentó.

El BID aprobó una cartera crediticia de unos US$600 millones para Ecuador en este año, de los cuales US$250 millones serán destinados a la construcción de un metro en la capital y unos US$100 millones para temas de discapacidades.