Un crédito por US$112 millones ofreció el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, al estado de Rio de Janeiro, y un préstamo de US$75 millones para Pernambuco.

El préstamo financiado por el organismo internacional, busca contribuir con el Programa Nacional de Desarrollo del Turismo (Prodetur), cuyo objetivo es la consolidación y diversificación de la oferta de servicios a los visitantes extranjeros y nacionales, según publica El Mundo.

El país carioca será sede del mundial de futbol en 2014, y dos años más tarde sede de los Juegos Olímpicos de Verano, y para enfrentar estos acontecimientos deportivos impulsará su industria turística en los estados de Río de Janeiro y Pernambuco a través del financiamiento otorgado.

Con los dineros se garantizará que se exploten en su integridad las oportunidades de expansión que ofrecen estos dos eventos.

El turismo genera 38% del producto interno bruto del estado de Río de Janeiro y cerca de 7% en Pernambuco.