El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, junto con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, firmaron un préstamo por US$ 120 millones para mejorar la oferta de financiamiento productivo de la micro, pequeña y mediana empresa (Mipymes).

Este préstamo, otorgado por la entidad internacional, busca que las empresas de menor tamaño que tradicionalmente quedan fuera del sistema bancario, tengan la posibilidad de acceder al financiamiento, aumentando su productividad y haciendo crecer su negocio.

La entrega de estos fondos serán canalizados por la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), a través de Intermediarios Financieros No Bancarios (IFNB), como cooperativas de ahorro y crédito, instituciones micro financieras y empresas de leasing y de factoring.

“Lo que este préstamo pretende además es que con asistencia técnica estas instituciones adquieran capacidades financieras para que inicialmente puedan intermediar recursos que vienen del BID y de Corfo, para luego, a mediano y largo plazo, se transformen en actores que incluso puedan participar en el Mercado de Capitales”, destacó Eduardo Bitrán, vicepresidente de Corfo.

Esta iniciativa corresponde a una de las 22 medidas del ejecutivo para impulsar la productividad y se espera que para el año 2018 alrededor de 20.000 empresas puedan acceder a este financiamiento.