Con el objetivo de financiar un proyecto de capacitación cuya meta es mejorar el desempeño productivo de los trabajadores en El Salvador, especialmente jóvenes entre 16 y 29 años y trabajadores empleados en micro y pequeñas empresas, el BID otorgó un préstamo por US$20 millones

El proyecto capacitará a 6.000 jóvenes para que puedan acceder a plazas en el mercado laboral, que de otra manera no estarían a su alcance. Un componente novedoso de este proyectoes que se brindará apoyo económico a unos 1,600 jóvenes emprendedores para capacitarlos en ideas de negocio, y los jóvenes con mejores planes de negocio recibirán apoyo para establecer su propia microempresa. Asimismo, dará apoyo económico para el cuidado de hijos a las jóvenes madres participantes.

Por otra parte, el proyecto financiará la capacitación de trabajadores empleados en más de 1.300 micro y pequeñas empresas. Además se beneficiará a más de 15.500 empresas en todo el país con la promoción de buenas prácticas para evitar accidentes laborales en los lugares de trabajo.

“El primer paso para el éxito de este proyecto es el fortalecimiento del Ministerio de Trabajo y Previsión Social”, dijo Verónica Alaimo, jefa del equipo del proyecto del BID. “Se mejorarán los sistemas de información y monitoreo, permitiendo ampliar la cobertura y efectividad de las políticas de empleo, trabajo y previsión social”.

El Salvador, cuenta con 6,2 millones de habitantes, un 63% de los cuales viven en el área urbana, y 25% son jóvenes, con poca educación, sin experiencia laboral y sin oportunidades. Si bien el índice de desempleo del país de 6,7% es inferior al índice regional urbano del 7,3% en América Latina, todavía hay muchos trabajadores con empleos precarios e informales.

El programa será ejecutado por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social de El Salvador y la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE).

El financiamiento del BID tendrá un plazo de amortización de 25 años y una tasa de interés basada en Libor.