De acuerdo a un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Uruguay junto al resto de países sudamericanos presenta las mejores perspectivas económicas de la región.

El trabajo señala que la orientación del comercio exterior de esos países hacia las economías emergentes les permitirá en el corto y mediano plazo mantener las altas tasas de crecimiento que actualmente presenta.

En contraposición, las economías de Centroamérica y el Cariba –lideradas por México- mostraran una expansión moderada ya que su comercio exhibe una fuerte dependencia de los países industrializados y de las remesas que desde allí se reciben.

Para 2011, el BID proyectó que Uruguay crecerá 5,7%, por encima del promedio sudamericano (4,4%) y de la media del grupo encabezado por México (2,7%).