El bitcoin retrocedió este lunes por debajo de los US$11.000, tras el récord histórico cercano a los US$11.800 que tocó el domingo, culminando un año que comenzó con una cotización inferior a los mil dólares.

La criptomoneda, que cotiza las 24 horas del día y siete días a la semana, llegó a trepar hasta los US$11.799,99 en la bolsa Bitstamp de Luxemburgo en torno a las 2100 GMT del domingo.

No quedó claro qué hizo subir la cotización durante el fin de semana, más allá de la llegada de nuevos inversores al creciente mercado, reportándose un récord en la pasada semana.

Analistas dijeron que el anuncio del viernes del principal regulador de derivados de Estados Unidos de que permitirá a CME Group Inc y a CBOE Global Markets operar contratos de futuros en bitcoins hizo mejorar la confianza tras una semana volátil.

"Las alzas de precios se deben al continuo interés de los medios por la expectativa de las operaciones de futuros en CME", comentó Charles Hayter, fundador del sitio web de análisis de datos Cryptocompare.

A las 1310 GMT del lunes, el bitcoin había bajado hasta cerca de 10.919 dólares, un declive del 2% en el día, pero aún seguía más de un 100 por encima de las tres últimas semanas. El récord dominical significó un incremento del 1.121% desde comienzos de año.