El 2017 fue uno de los mejores años para el bitcoin, pues registró una valorización de más de 1.500% llevándola de US$1.000 la unidad a más US$15.000 (el 17 de diciembre alcanzó su máximo en US$19.000). Sin embargo, el 2018 no ha sido el mejor para la critomoneda, pues la moneda se encuentra ahora por los US$8.000.

En 2018 la criptodivisa no ha mostrado la misma resiliencia por la que se destacó en 2017, pues no se ha sabido recuperar tan fácilmente de los golpes que suele recibir. El año pasado, aunque hubo fuertes caídas por las tensiones regulatorias, el bitcoin se recuperaba de los bajonazos en cuestión de semanas y continuaba con su senda de crecimiento.

Este año en cambio las tensiones han surtido el efecto contrario. Uno de los principales golpes fue que JP Morgan, Bank of America y Citi Group prohibieron comprar bitcoins por medio de tarjetas de crédito. El anuncio llevó a la criptomoneda a caer de US$10.000 a U$6.900, un nivel al que no llegaba desde noviembre de 2017.

El golpe más reciente lo recibió este miércoles luego de Google informara que desde junio prohibirá la publicidad relacionada con criptomonedas. Y cabe recordar que Facebook Inc. adoptó una medida similar en enero, lo cual deja a los dos mayores vendedores de publicidad en la web fuera del alcance del naciente sector de las monedas digitales.

Tal parece que la fiebre del bitcoin está pasando, pues de acuerdo con Google Trends las búsquedas de bitcoin han venido cayendo en más de 80%, peor que el precio.

Y tal pareciera que la fiebre del bitcoin está pasando, pues de acuerdo con Google Trends las búsquedas de bitcoin han venido cayendo incluso peor que el precio. De manera que en tan solo tres meses las consultas han caído en más de 80%, y podría seguir cayendo cuando se sienta el efecto de la prohibición de Google.

Un bitcoin a US$8.000 implica que todo aquel que compro entre noviembre de 2017 y febrero de 2017 tendría sus inversiones atrapadas,estarán en perdidas a menos de que el precio vuelva a recuperar los niveles de hace tres meses.

De hecho, habría personas que estarían sufriendo por deudas, pues Blooberg advirtió a finales de 2017 que estaba creciendo la tendencia de comprar bitcoins con tarjeta de crédito.  

“El número de personas interesadas en cómo usar plástico para comprar criptomonedas ha aumentado en diciembre, según Google Trends. Las búsquedas en la web para "comprar bitcoin con tarjeta de crédito" se dispararon a un máximo histórico este mes cuando el alza de los precios de las monedas virtuales han captado la atención del público”, advertía Bloomberg.

De manera que hay que esperar para ver si el bitcoin recupera su tendencia alcista, o si ya su precio por fin se estaría estabilizando luego de un 2017 lleno de récords.