México tiene una tradición y compromiso con la responsabilidad fiscal y financiera, así como con la estabilidad económica (...) no hay razones por las que esto no pueda volver a suceder con el siguiente cambio de gobierno, advierte el director de Inversiones de Mercados Emergentes en BlackRock, Gerardo Rodríguez Regordosa.

“En la historia reciente el país ha enfrentado transiciones de gobierno complejas y en todo momento han existido espacios de consenso entre los distintos poderes para garantizar el entorno de estabilidad. No hay razones por las que esto no pueda volver a suceder”, dice.

Entrevistado por El Economista, comenta que es bajo este entendido que el mercado cambiario ha estado operando en condiciones ordenadas de liquidez y formación de precios, que obviamente no han ameritado intervención en el mercado de parte de las autoridades.

Además considera que “el proceso electoral difícilmente será un evento que genere volatilidad desmedida en los mercados financieros”.

Si bien el tipo de cambio se ha mantenido depreciado en los últimos meses, el mercado cambiario ha estado operando en condiciones ordenadas de liquidez y formación de precios, por ende, a juicio de las autoridades no se ha justificado la activación de los mecanismos de intervención.

A pocos días de las elecciones presidenciales, con un tipo de cambio que “se ha ido ajustando en el tiempo”, estima que “si las autoridades decidieran activar de nuevo los mecanismos de intervención en el mercado cambiario, sería por un evento no previsto”.

“Han sido tres factores los que han influido negativamente al tipo de cambio en los últimos meses: primero, los vaivenes en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN); segundo, el proceso electoral y, en particular, la incertidumbre sobre las políticas económicas del candidato puntero en las encuestas, Andrés Manuel López Obrador. Y tercero, más recientemente ha sido la volatilidad generalizada en los mercados y la fortaleza del dólar”.

Argumenta, desde Wall Street, que las elecciones son un evento conocido que ha permitido a los actores del mercado ajustar sus expectativas.

Atractivo mexicano, anclado. El ex subsecretario de Hacienda explica que México se percibe con importantes elementos de fortaleza que le permiten distinguirse de los demás mercados emergentes, incluso con la negociación del TLCAN en marcha y las elecciones presidenciales en puerta.

“México es uno de los países que cuenta con los mecanismos más potentes para enfrentar un choque externo, tanto las reservas internacionales como la línea de crédito flexible, pero sobre todo, cuenta con fundamentales económicos sólidos que son los que al final de cuentas anclan las variables financieras”.

Subasta de coberturas, instrumento probado. La última intervención de la Comisión de Cambios en el mercado fue el 26 de diciembre, cuando el dólar cotizaba en 19.76 pesos. ¿Qué ha detenido a las autoridades a intervenir de nuevo, si el dólar se ha ido por arriba de los 20 pesos?

Si bien el tipo de cambio se ha mantenido depreciado en los últimos meses, el mercado cambiario ha estado operando en condiciones ordenadas de liquidez y formación de precios, por ende, a juicio de las autoridades no se ha justificado la activación de los mecanismos de intervención.

A más de un año de su operación, ¿están funcionando las subastas de coberturas cambiarias para liberar de presión al peso?

Este mecanismo ha sido la adición más reciente al menú de opciones que la Comisión de Cambios utiliza para intervenir en el mercado cambiario. Es un mecanismo probado en otros países y en México ha sido un buen complemento a los anteriores, ya que no implica el uso de reservas internacionales.