BlackRock Inc, el mayor administrador de dinero del mundo, reportó el martes una caída de un 11% en sus ganancias del segundo trimestre debido a que las tumultuosas condiciones en los mercados recortaron sus ingresos por comisiones.

La utilidad neta cayó a US$554 millones, o US$3,08 por papel, desde los US$619 millones, o US$3,21 por acción, del segundo trimestre del 2011.

Los inversores, temerosos por la crisis de deuda de Europa y en general de la debilidad de la economía global, se retiraron de los fondos en acciones, que ofrecen un mayor riesgo -y dejan mayores comisiones- y se resguardaron en bonos o activos de corto plazo, dijo el presidente ejecutivo de BlackRock, Laurence Fink.

"Para el resto del 2012, desafortunadamente, todos los ojos van a seguir estando sobre la política y la economía", aseguró Fink en una teleconferencia con analistas.

Las elecciones estadounidenses y los problemas de presupuesto "probablemente crearán una incertidumbre adicional y llevarán a una menor confianza en los negocios y, probablemente, a una reducción en el gasto del consumidor", agregó.

El interés de los inversores en la unidad iShares, el mayor administrador de fondos transables en bolsas de Estados Unidos, salvó a la firma de un declive mayor.

Los inversores sumaron US$6.100 millones en los fondos de iShares en el trimestre, mientras que los retiros de todos los otros fondos de largo plazo de BlackRock totalizaron US$2.300 millones.

Sin embargo, la entrada de dinero en los fondos fue opacada por el impacto de la caída en los mercados mundiales, que redujo los activos de largo plazo de BlackRock en US$76.800 millones durante el trimestre, además de los movimientos de las monedas, que recortaron otros US$16.000 millones.

El índice accionario global MSCI perdió un 6,4% en el segundo trimestre, mientras que el índice Standard & Poor's 500 retrocedió un 2,8%.

Los activos bajo administración cayeron un 3%, a US$3,56 billones.

Desde que finalizó el trimestre, iShares solo perdió otros US$3.500 millones en lo que va de julio, aseguró Fink en la conferencia con analistas.

Pese a la entrada de recursos, la unidad de fondos transables en bolsa de BlackRock ha perdido participación de mercado en Estados Unidos frente a su rival Vanguard Group, particularmente en algunos de los fondos más grandes y más básicos, donde Vanguard cobra comisiones mucho más bajas.

Los ingresos de BlackRock en el segundo trimestre bajaron un 5% interanual a US$2.200 millones. Los honorarios por asesorías de inversión y otros relacionados cayeron un 5% a US$2.000 millones.

Excluyendo ciertos gastos, BlackRock ganó US$3,1 por acción. Sobre esa base, los analistas esperaban, en promedio, una utilidad de US$3,01 por papel, según Thomson Reuters I/B/E/S.