Bruselas. Un incremento del comercio global de materias primas agrícolas, puede ayudar a limitar la volatilidad de los precios alimentarios, mientras que las restricciones comerciales los avivan, dijeron este miércoles economistas del Banco Mundial y de la Unión Europea.

Francia busca una mayor coordinación internacional para limitar las restricciones unilaterales al comercio durante su presidencia este año del G20, un grupo de grandes economías, luego de que la veda de Rusia a la exportación de cereales el último verano boreal impulsó el alza de los precios mundiales.

"Según entendemos, los volúmenes más altos de intercambio pueden ayudar a mitigar la volatilidad," dijo Willi Schulz-Greve, quien está al frente de la unidad de análisis económico del Departamento de Agricultura de la Comisión Europea.

"Por otro lado, las restricciones a las exportaciones incrementarían la volatilidad y por eso es que hay un fuerte interés en las discusiones internacionales del G20 en alejarse de este tipo de instrumentos," dijo Schulz-Greve en un seminario sobre seguridad alimentaria en Bruselas.

Will Martin, un economista agrícola del Banco Mundial, dijo que entiende por qué algunos países a menudo buscan aislarse de las alzas de precios a través de restricciones a la exportación.

"El problema es que si todos los países intentan aislarse de todas las alzas de precios, el precio mundial simplemente sube más. Es completamente ineficaz," dijo.

"Es muy similar a la situación que se obtiene cuando toda la multitud en una tribuna se para para obtener una vista mejor, es claramente efectivo," agregó.