San Salvador. El Banco Multisectorial de Inversiones (BMI) de El Salvador, en su calidad de fiduciario de Fideicomiso de Reestructuración de Deudas de las Municipalidades (FIDEMUNI), negoció hoy los Certificados de Reestructuración de Deudas de las Municipalidades (CEMUNI) tramo 1 y 2.

La negociación de los CEMUNI se realizó a través de la Bolsa de Valores de El Salvador (BVES) utilizando un Sistema de Negociación de Subasta Pública.

Rolando Duarte, presidente de la BVES, destacó que “se trabajó en conjunto con el BMI, en la adecuación de la plataforma de negociación que permitiera ofrecer y vender los certificados de forma transparente y en igualdad de condiciones accediendo simultáneamente a un amplio mercado de inversionistas”.

El monto global de dicha emisión fue por $43.9 millones divididos en dos tramos de US$30.7 millones y otros de US$13.2 millones. La emisión cuenta con una calificación de riesgo de AAA por parte de Pacific Credit Ratings (PCR) y AA por parte de Fitch Ratings.

El FIDEMUNI orientará sus acciones para reestructurar los saldos de las deudas que las municipalidades inscritas tuviesen registradas previo a octubre de 2010, debidamente reportadas a la Dirección General de Contabilidad Gubernamental. La deuda reestructurada será reflejada siempre en los balances de las alcaldías y continuará sujeta a las disposiciones de la Ley de Endeudamiento Municipal.

Según el Director de Gestión del BMI, Oscar Lindo, los fondos obtenidos de esta primera colocación de títulos servirán para reestructurar las deudas de un grupo de 37 alcaldías que voluntariamente se adhirieron al esquema de FIDEMUNI.

En promedio, la cuota para el pago de deudas de este grupo de alcaldías se reducirá a la mitad del monto mensual que actualmente desembolsan, producto de una reducción de su tasa de interés y de una ampliación en el plazo.