Esta deuda, de corto plazo, es utilizada “para el pago por la importación de diésel oil de PDVSA-Venezuela”, indica un informe del Banco Central de Bolivia sobre el “Estado de la Deuda Externa Pública al 30 de junio de 2011”.

“Al 30 de junio de 2011 el saldo adeudado es de US$131,9 millones, con desembolsos por US$172,1 millones y un servicio de deuda de US$232,9 millones (US$207,2 millones por capital y US$25,7 millones por intereses)”, indica el reporte del ente emisor.

El servicio de la deuda se define como el monto a pagar por concepto de capital, intereses, comisiones y otros gastos derivados de la contratación de créditos. En cuanto a la deuda externa de mediano y largo plazo, el informe del Banco Central de Bolivia da cuenta que con PDVSA se contrajeron cuatro créditos destinados a la importación de diésel.

Hasta el 30 de junio de este año, el monto contratado era de US$56,6 millones, señala el informe del instituto emisor. El 15 de julio, el presidente Evo Morales reconoció que la subvención estatal a los carburantes genera un gasto excesivo de recursos económicos, lo que a su vez provoca un “daño tremendo” a las finanzas públicas del país.

“Pueden decirme que el Presidente, el Gobierno no ha explicado muy bien a la población (la eliminación de la subvención a los carburantes), que debería ser poco a poco, no de golpe, pero (la subvención) nos está haciendo un daño económico tremendo”.

El 26 de diciembre del 2010, el Gobierno eliminó la subvención a los carburantes y decretó su “nivelación” a los precios que rigen en el mercado internacional. Seis días después, el 31 de diciembre, el Presidente abrogó la medida debido a las protestas sociales.

Era por “el bien de la economía nacional”, dijo entonces Morales.

Este año se destinarán US$520M. Según un cálculo del Ministerio de Economía, el 64% de los recursos invertidos en la compra de carburantes el 2010 fue desviado al contrabando. Este año se presupuestaron cerca de US$520 millones para la compra de carburantes. Otros US$500 millones están destinados para la subvención.