La Paz. Al 9 de noviembre de este año, los depósitos del público en el sistema financiero han superado la barrera de los US$12.000 millones y se aproximan a las reservas monetarias de Bolivia, que suman US$13.786 millones. Si se suman ambos (US$25.909 millones), éstos llegan al 96,5% del Producto Interno Bruto (PIB) boliviano, cifrado en US$26.846 millones para esta gestión, según datos combinados de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), BCB y Ministerio de Economía.

La ASFI señala en una nota de prensa que este notable crecimiento de los depósitos refleja la capacidad de las familias bolivianas de generar ahorro, siendo éste un elemento fundamental para la inversión y el crecimiento económico.

Añade que la cifra actual de las captaciones del público representa más de tres veces lo registrado en 2005. Este comportamiento, según la entidad reguladora, obedece “a la buena dinámica de la economía boliviana y la solidez del sistema financiero, que ha motivado a que más personas demanden productos financieros y depositen sus ahorros, incidiendo positivamente en la estructura financiera de las entidades”.

Captaciones. Entre el 1 de enero y el 9 de noviembre de 2012, las captaciones del público se incrementaron en US$1.215 millones. La ASFI indica que los depósitos a plazo fijo (DPF) aumentaron en US$870,7 millones, a la vista en US$243,6 millones, caja de ahorro en US$122,5 millones y otros depósitos en US$17,8 millones.

El mayor crecimiento de los depósitos se registró en la banca comercial (BCC) con US$591,8 millones, seguido de las entidades especializadas en microfinanzas (EMF) con US$582,9 millones, las cooperativas de ahorro y crédito (CAC) con US$28 millones y las mutuales (MAP) con 11,9 millones, señala el ente regulador.

Añade que los depósitos del público en moneda nacional aumentaron en un monto equivalente a US$1.496,7 millones, mientras que los depósitos en moneda extranjera y en UFV disminuyeron en US$223,5 millones y US$58,6 millones, respectivamente.

Esto quiere decir que la moneda nacional también pasa por un buen momento, “dado que la apreciación del boliviano posibilitó disminuir la dolarización”, afirma la entidad fiscalizadora. La bolivianización de los depósitos en el sistema financiero cerró en 2011 en 64% y al 9 de noviembre de este año aumentó hasta 70%, lo que muestra que la ciudadanía tiene cada vez más confianza en su moneda.