La Paz. La economía boliviana cerrará la gestión 2016 con un crecimiento de 4,5 por ciento, cifra por encima de las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), anunció hoy el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera.

"Tenemos previsiones certeras, por eso digo que Bolivia superará previsiones de crecimiento que algunos organismos internacionales manifestaron", aseveró en contacto con los periodistas en La Paz.

Indicó que el FMI siempre se ha equivocado con las cifras de Bolivia en lo que va la gestión de 11 años del presidente Evo Morales. "Es respetuoso de lo que hacemos, pero se equivoca, revisen su pronóstico de crecimiento del año 2015, se equivocó, y del 2014 también se equivocó", dijo.

Según el FMI, la economía boliviana crecerá a un promedio de 3,5 por ciento durante los próximos años, una tasa que mantiene a Bolivia entre los países más sólidos de América Latina.

La proyección del gobierno era crecer este año al menos un 5 por ciento y para 2017 pronosticó una tasa de 4,8 por ciento.

En tanto que la Cepal ajustó sus proyecciones de crecimiento para Bolivia en 2016 y la fijó en 4 por ciento.

A pesar de esa situación, Bolivia, junto a Paraguay, lidera los niveles de crecimiento en la región.

De los 10 países sudamericanos, cuatro acabarán el año en números rojos: Venezuela (9,7 por ciento), Brasil (3,6 por ciento), Argentina (2 por ciento) y Ecuador (2 por ciento), afectados por una fuerte caída de la inversión y del consumo, indicó la Cepal el 14 de diciembre.

En tanto que Bolivia y Paraguay liderarán el crecimiento sudamericano con un 4 por ciento, seguidos por Perú (3,9 por ciento), Colombia (2 por ciento), Chile (1,6 por ciento) y Uruguay (0,6 por ciento).

Además señaló que la región finalizará 2016 con una contracción promedio de 1,1 por ciento, en la que América del Sur será la subregión más afectada, con una caída de -2,4 por ciento, mientras que el Caribe se contraerá 1,7 por ciento y Centroamérica tendrá un crecimiento positivo de 3,6 por ciento, reseña un informe del organismo.

Cepal además proyectó que tras dos años seguidos de contracción, América Latina y el Caribe tendrán en 2017 un modesto crecimiento de 1,3 por ciento, según sus nuevas proyecciones.