El Gobierno de Bolivia anunció este domingo que empresas austríacas y francesas interesadas en construir un ferrocarril e instalar una planta de tratamiento de residuos sólidos para producir electricidad visitará el país muy pronto para hacer conocer sus ofertas.

El ministro boliviano de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, declaró a los medios estatales que el presidente Evo Morales se reunió la semana pasada en Austria y Francia con varios empresarios para hablar sobre esos y otros proyectos para su país.

Agregó que en Viena, el mandatario ya acordó con una empresa austríaca, cuyo nombre no citó, la instalación en Bolivia en tres meses de la primera planta de tratamiento de residuos solidos con un costo de tres millones de euros.

Según Quintana, además, ejecutivos de la fabricante Airbus harán a Bolivia una oferta de aviones de carga y otros ofrecerán la instalación de radares en todo el territorio boliviano.

Los empresarios de esos países saben que Bolivia está construyendo una "economía fuerte" y que tiene recursos para sus inversiones producto de la venta de sus hidrocarburos, agregó.